sábado, 17 de octubre de 2015

One Piece ha cambiado, antes molaba.

One Piece es un fantástico e increíble shounen que ha emocionado a millones de personas por todo el mundo, ha superado los 800 capítulos recientemente en el manga, tiene casi 80 tomos.
Esta entrada no contiene spoilers.


Todos o casi todos conocemos este genial manga y tras 18 años de publicación muchos se preguntan si sigue siendo tan bueno como al principio o ha ido empeorando con los años.
Si quieres saber mi opinión sobre el tema no te pierdas este artículo. Sigue leyendo.

Antes de empezar quiero señalar que hablo escribo en defensa del manga y no del anime, que a mi parecer, en la serie de televisión sí que se nota que los capítulos pierden calidad en el dibujo y otros aspectos. Lo que nos atañe ahora es el manga.

En primer lugar la línea argumental de One Piece evoluciona, continúa como siempre pero tanto los personajes como los acontecimientos a los que deben enfrentarse han madurado, cada vez son sagas más largas, por lo que a veces puede hacerse un poco pesado para el lector, sobretodo si tiene que esperar una semana para leer un capítulo y después de un año la historia parece no avanzar.


El dibujo también ha cambiado. El autor ha ido modificando su estilo de dibujo y eso no es algo malo. Algunos seguidores de la serie se quejan de la los cuerpos deformes de algunas mujeres de la serie que tienen más tetas que cabeza. Respecto a este asunto creo que el autor se ha pasado un poco, aunque es cuestión de gustos.

Hace unos días me puse al día con los nuevos capítulos de la serie y he de decir que me han encantado tanto o más que el resto, así que mi conclusión es que One Piece sigue siendo una buen manga y no ha perdido su magia ni su estilo. A mi parecer One Piece sigue molando.