sábado, 31 de octubre de 2015

¿Por qué nos gusta tanto Ataque a los Titanes?

Hace unos días publiqué un artículo de opinión en el que daba algunos argumentos sobre si One Piece seguía siendo un buen manga o no. Hoy vuelvo para repetir, pero esta vez le ha tocado a Attack on Titan (Shingeki no Kyojin), manga que triunfó en todo el mundo al pasar al anime.


Me centro en el manga y no en el anime para mis argumentos. Aquí los tenéis. Sigue leyendo.

Muchos se han quejado de que el manga está dibujado de una forma… digamos que de baja calidad o con un estilo confuso. A veces no sabes ni quién es quién, aunque en general se va entendiendo. Estos hechos asustan a muchos fans de la serie que tras ver la primera temporada se quedan enganchados a la trama y aunque quieren enterarse de qué pasa después, no quieren leer el manga.

He de decir que el estilo de dibujo sí que deja mucho que desear, no porque el autor lo haga mal, sino porque en algunos capítulos y escenas se nota mucho que dibuja sin ganas o demasiado rápido. Si Attack on Titan es uno de los mangas que más se venden de segunda mano es por algo, algo obvio.


¿Cuál es el punto fuerte del manga? Sin duda es la historia, y como ya he dicho el anime. El argumento es bastante intrigante e interesante, es original y lo mejor de todo: no es el manga típico, lo cual es genial, porque ya estoy cansado de que las series sigan los mismos tópico una y otra vez.

Si no fuera por lo bueno que es el anime y por el argumento y la historia, Attack on Titan no habría llegado tan lejos. Esto es una prueba de que un buen dibujo y una buena imagen no lo es todo para un manga o una historia. También es importante la parte escrita, que será la decisiva para mantener al lector enganchado.

Y tú, ¿qué opinas?